5. Paso a la escuela

Muchos años de experiencia confirman que el aprendizaje de la escritura, lectura y el cálculo, como habilidades formales, se enseñan mejor cuando el niño ha llegado a un punto de maduración que corresponde a la irrupción de la segunda dentición.

La aplicación del desarrollo de la pedagogía Waldorf Steiner de no forzar el aprendizaje de la escritura, lectura y cálculo prematuramente, lleva a los alumnos de primer grado de Primaria (edad 6/7) a aprender a leer, y a trabajar formalmente con los números con gran entusiasmo y diligencia, porque han alcanzado un punto de madurez evolutiva, respetando su desarrollo físico.

La diversidad de la experiencia manual que han tenido en su Jardín de Infancia sostiene y enriquece este proceso de aprendizaje. Aprenden con motivación y no tienen la carga del temprano fracaso.